Alonso logra el milagro y gana el GP de Singapur

Fernando Alonso se ha convertido en el primer vencedor del GP de Singapur, tras partir desde la posición numero 15 de la parrilla.

Tras una temporada donde la suerte y la mecánica no han acompañado al piloto asturiano, hoy la fortuna ha estado de lado del piloto de Renault y no la ha desaprovechado, todo lo contrario ha logrado una victoria tan inesperada como espectacular, en un circuito donde la calidad del piloto cuenta mucho más que en otros trazados.

Alonso se ha impuesto por delante de Nico Rosberg, otro de los beneficiados por la aparición en pista del safety car, y de Lewis Hamilton, que lograba unos puntos de gran valor en la lucha por el Campeonato. El británico ha sumado seis puntos muy valiosos, ya que su gran rival, Felipe Massa, se ha quedado fuera de los puntos tras una carrera nefasta en la que en su primer repostaje el semáforo que utiliza la Ferrari ha fallado, y ha provocado que Massa se llevara puesta la manguera de la gasolina y arruinara su carrera.

Una vez más la salida del safety car, tras el accidente de Nelson Piquet, la carrera ha cambiado por completo la carrera, y en esta ocasión, Fernando Alonso fue el mayor beneficiado. El español, que había logrado remontar hasta la posición numero 11, acababa de realizar su primera parada cuando Nelson Piquet tubo un accidente que obligo la salida del coche de seguridad a pista.

Tras la salida del safety car, Rosberg y Kubica sufrieron una penalización por repostar con la calle de boxes cerrada, y tuvieron que realizar un ‘stop and go’. De esta forma Alonso se colocaba en tercera posición, tras Fisichella y Trulli. Pero estos últimos iban a una estrategia de una sola parada, y una vez Alonso se ha puesto en cabeza, ha impuesto un ritmo impresionante que le ha llevado hasta la victoria.

A falta de diez vueltas para el final, un accidente de Adrian Sutil hacia que el coche de seguridad saliera a pista por segunda vez en el GP, y de esta forma Alonso vio como se desvanecía la diferencia de 11 segundos que mantenía con el segundo piloto Nico Rosberg. Pero el español ha controlado perfectamente la situación y ha dejado atrás de nuevo a todos sus rivales.

Ha sido un GP para olvidar de la escudería Ferrari, ya que Massa quedo fuera de los puntos y Raikkonen se estampo contra el muro a falta de cuatro vueltas para el final.

Por detrás de los tres pilotos que han alcanzado el podio, Timo Glock ha aprovechado del accidente de Raikkonen para ser cuarto, justo por delante de Vettel y del BMW de Nick Heidfeld. Por detrás le seguían el Red Bull de Coulthard y el Williams de Nakajima, cerrando así la zona de puntos.