Michelin decepcionada con la FIA

Pirelli ha sido quien finalmente se ha convertido en el nuevo suministrador oficial de neumáticos de la Fórmula 1 para la temporada 2011 y siguientes, pero Michelín presentó una dura batalla en las negociaciones por sustituir a Bridgestone.

La marca francesa estuvo dialogando durante meses con la FOTA y la FOM, de Bernie Ecclestone, para intentar cambiar la normativa actual de neumáticos. Proponían volver a la lucha entre distintas marcas y abogaban por demostrar más “respeto por el medio ambiente”, pero su oferta final fue rechazada y ahora se sienten muy decepcionados.

Nick Shorrock, el encargado de competición de Michelín, declaraba en la publicación francesa Auto Hebdo que no está nada impresionado por las medidas de reducción de CO2 que han propuesto los equipos y que estamos decepcionados por no ver el deporte del motor liderar la evolución de nuestra sociedad. -Información de f1aldia.com-