Sauber y Van der Garde llegan a un acuerdo economico

giedo-van-der-garde-australia-sauberGiedo Van der Garde y Sauber han llegado a un acuerdo economico para que el holandés renuncie a ser piloto titular de la escudería.

Recordemos que Van der Garde llevó a los tribunales a Sauber para poder ser piloto de la escudería, ya que tenia en su poder el contrato firmado para poder ser piloto titular de Sauber en 2015.

Con la orden del juez, el poder que logro Van der Garde fue tal, que llegó a hacerse el asiento para competir en Australia, ya que de lo contrario, el material del equipo podrían haber sido embargado.

Según los rumores, el extercer piloto de Sauber recibirá 15 millones de euros por la renuncia del contrato, un duro golpe para la ya dificil economia de la escudería.

Así ha confirmado el propio Van der Garde la noticia: “Hemos llegado a un acuerdo con Sauber y mi contrato como piloto del equipo se ha terminado por consentimiento mutuo”.

“Como piloto de carreras apasionado, me siento triste y estoy muy decepcionado. He trabajado muy duro toda mi carrera, desde que empecé en los karts a los ocho años, para vivir mi sueño y convertirme en un gran piloto de F1”.

“Tenía la esperanza de por fin poder mostrar lo que soy capaz de hacer, pilotando un coche de un respetado equipo de media parrilla en la temporada 2015. Me han quitado este sueño y sé que probablemente mi futuro en la F1 se ha acabado”.

“Soy un piloto de carreras y lo único que quiero es correr. Sin embargo, la Directora del equipo se mostró inflexible, a pesar de mis derechos legales para correr y de una serie de resoluciones y órdenes judiciales en mi favor, y a pesar de mis habilidades de pilotaje”.

“Nunca voy a entender esto. Yo podría haber sido más persististente, pero la Directora del equipo tomo una decisión contraria a mi contrato, ella no iba a trabajar conmigo y esto se hizo dolorosamente evidente en el paddock en Melbourne”.

“Para seguir adelante en contra de esta determinación podría haber derribado el equipo, sin duda habría destrozado el Gran Premio inaugural de Melbourne porque los coches del equipo habrían sido incautados por el tribunal, pude haber arruinado la carrera de los dos jóvenes pilotos Marcus Ericsson y Felipe Nasr”.

“Posiblemente los directores del equipo incluso habrían sido puestos bajo custodia. Decidí que no quería vivir con esa idea, a pesar de que fue sólo la dirección del equipo la que se encargó de que yo estuviera en la extraña situación que me encontré”.

“Ha habido mucha especulación en los medios de comunicación durante la semana pasada, así que quiero establecer con claridad que mis patrocinadores pagaron a Sauber en su totalidad la cuota de patrocinio en relación con la temporada de 2015 en el primer semestre de 2014”.

“Esto fue simplemente en acto de buena fe y para ayudar al equipo con sus problemas de liquidez en ese momento. Efectivamente, fueron los anticipos de mi patrocinador los que ayudaron al equipo a sobrevivir en 2014”.

“La toma de decisiones financieras de Sauber en este caso es extraña y no tiene sentido para mí. No dispongo de total libertad de discutir los detalles, pero Sauber ha pagado una compensación significativa para evitar cumplir con el contrato que tenían conmigo”.

“Sólo en ese sentido puedo estar satisfecho de que mis derechos han sido finalmente reconocidos y que por lo menos se ha hecho un poco de justicia”.

“Hay numerosos ejemplos de pilotos con talento y con buenas intenciones pero sin el tipo de apoyo profesional que yo he tenido, que han sido quebrantados por la Fórmula 1 y que han visto sus carreras destruidas”.

“Por tanto, espero que mi caso sin precedentes que fue juzgado la semana pasada por el Tribunal Supremo de Victoria en Melbourne sirva como ejemplo para ilustrar lo que se debe cambiar y que las nuevas regulaciones sean implementadas para ayudar a proteger los derechos de los pilotos”.