Tras los problemas de espalda de Lewis Hamilton tras el GP de Azerbaiyán 2022 la FIA ha decidido intervenir y ahora exige a los equipos eliminar el efecto porpoising, también conocido como efecto rebote, desde el GP de Canadá 2022 de este fin de semana.

Así lo ha confirmado la FIA: «Se exige desde ya a los equipos que realicen los ajustes necesarios para reducir o eliminar este fenómeno».

Para ello por parte de la FIA se va a hacer un mayor control de planchas y patines, tanto en términos de diseño como de desgaste. Son medidas de urgencia a aplicar a corto plazo, aunque también convocará a todos los equipos a una reunión para definir las medidas necesarias para reducir este fenómeno a medio plazo.

La FIA ha querido remarcar que esta intervención llega tras hablar con los médicos y para velar por la seguridad los pilotos, ya que «toda la concentración del piloto debe centrarse en la tarea de conducir».

Y en caso de que algún equipo no cumpla con lo que la FIA consdier una «configuración segura», deberá aumentar la distancia al suelo de la parte trasera en otros diez milímetros, sin cambiar el recorrido de la suspensión o la configuración aerodinámica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com