El espionaje tuvo la culpa de que Renault no desarrollara las mejoras del R28

Según informa del diario AS, el ingeniero que se pasó de McLaren a Renault se llevó siete diseños, entre ellos el de la nueva suspensión, pero eran poco legibles. Renault decidió desarrollar su propia suspensión y guardar esos dibujos. Sin embargo, cuando estalló el segundo asunto de espionaje, Briatore paralizó su desarrollo para no ser sancionados. Al preguntar a la FIA sobre su legalidad y tras el OK de la Federación, reiniciaron el proyecto, pero ya era demasiado tarde para llegar a Australia a tiempo.

Se trata de un amortiguador que mantiene estable la altura del morro en aceleración y frenada, esto permite mejorar el flujo de aire hacia la parte trasera del monoplaza y mejorar la carga aerodinámica. Así no se necesita poner tanto alerón detrás para tener un buen agarre, uno de los graves defectos del R28. De momento, en los test aerodinámicos realizados en un aeródromo inglés, los datos obtenidos son similares a los del túnel de viento.

Iván López – huyedelmundo@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *