Hamilton arrasa en el GP de Gran Bretaña

Lewis Hamilton se ha impuesto a todos sus rivales en el Gran Premio de Gran Bretaña, disputado hoy en el circuito de Silverstone. Hamilton, desde su cuarta posición en la salida de parrilla, ha alcanzado en la misma salida a su compañero de equipo, Heikki Kovalainen, y se ha embarcado en una intensa lucha por la posición de cabeza en las primeras vueltas.

 El asfalto mojado y una acertada elección de estrategia han sido los aliados de Hamilton, que no ha cometido un solo error en toda la carrera y ha rodado en ritmos inalcanzables hasta cruzar la línea de meta.

Por detrás de Hamilton, Nick Heidfeld ha exprimido su veteranía al lograr un fantástico segundo puesto para BMW –mejor aún si consideramos el abandono de Robert Kubica– y Rubens Barrichello ha conseguido un meritorio podio con su Honda, gracias a una rompedora estrategia que le ha llevado a equipar neumáticos de agua extrema cuando la mayor parte de sus rivales había optado por los mixtos.

Fernando Alonso ha tenido que conformarse con la sexta posición, después de una dura carrera en la que su equipo ha errado la estrategia y ha sufrido con unos neumáticos muy antiguos los ataques de pilotos de la talla de Heikki Kovalainen o Kimi Raikkonen. Finalmente, los dos finlandeses han terminado por delante del bicampeón español, pero en Ferrari no todo son alegrías, pues Felipe Massa se lleva el dudoso honor de ser el piloto que más trompos ha realizado durante el Gran Premio y ha acabado la jornada en una discreta decimotercera posición. Otro de los perdedores ha sido Mark Webber, que ha desperdiciado su oportunidad de oro al bajar desde la segunda posición en la parrilla de salida hasta la décima posición final, tres trompos mediante.

El Gran Premio de Gran Bretaña ha sido una de las carreras más emocionantes de la temporada. La lluvia ha estado presente durante gran parte de la carrera, condicionándola desde su comienzo. La pista estaba demasiado mojada y los trompos y salidas de pista han sido muy numerosos. Además, las estrategias han jugado un papel fundamental. Al igual que ya sucedió en el Gran Premio de Mónaco, los grandes perjudicados de la climatología han sido Fernando Alonso y Kimi Raikkonen. Tanto el asturiano como el finlandés han mantenido su primer juego de neumáticos intermedios a la espera de que la lluvia remitiese, pero ésta ha sido interminente durante toda la carrera, e incluso ha arreciado intensamente en algunos momentos.

Todo podía suceder en el circuito de Silverstone y así ha sido. Sebastian Vettel y David Coulthard han abandonado el Gran Premio en su primera vuelta. Adrian Sutil ha estado a punto de colisionar contra el monoplaza de Sebastian Bourdais, al cruzarse el Force India del alemán la pista en un espectacular aquaplanning. Esto por no hablar de los Ferrari, que desde luego han tenido sus más y sus menos con la lluvia; tanto Kimi Raikkonen como Felipe Massa han tenido que girar 180 grados sus F2008 para volver a pista tras sendas salidas de pista. Kubica, pese a una meritoria remontada desde la décima posición, ha quedado también fuera de la carrera al no poder controlar su BMW en medio del aguacero.

Después de este Gran Premio, Lewis Hamilton, Felipe Massa y Kimi Raikkonen lideran la clasificación mundial de pilotos con un triple empate a 48. Dos puntos más atrás, Robert Kubica se mantiene con todas las opciones en la cuarta posición. El Gran Premio de Alemania en el circuito de Nürburgring será la próxima cita del Mundial, ya en su segunda mitad, y con una clasificación general que no podía ser más emocionante.

Iván López – ivan@f1sintraccion.com