Se reabre la guerra FIA-FOTA

Los ocho equipos que forman parte de la FOTA decidieron abandonar la última reunión entre todos los equipos, que afia-fota priori participarán en el Mundial de F1 de 2010, y la FIA, justificando que: En la reunión, fuimos informados por Charlie Whiting que, contrariamente a los acuerdos, los ocho equipos de la FOTA aún no están admitidos en el Mundial de 2010 y no tienen derecho de voto en la reglamentación técnica y deportiva“.

“Ante esto, solicitamos un aplazamiento, pero fue rechazado argumentando que no habrá ‘Pacto de la Concordia’ antes de que se apruebe de forma unánime el reglamento de 2010. Los representantes de la FOTA no pudieron ejercer sus derechos y, por eso, no tuvieron otra opción que abandonar la reunión”.

“Hay que recordar que los ocho equipos miembros de la FOTA fueron incluidos y aceptados en la lista de inscritos publicada por la FIA tras la reunión del Consejo Mundial del Motor y como claramente especificó la FIA en su comunicado de prensa del pasado 24 de junio, ‘las reglas para 2010 y en adelante serán las del 2009, así como todas aquellas aprobadas antes del 29 de abril de 2009’. En ningún momento en la reunión de París la FIA solicitó un acuerdo unánime sobre los cambios en las reglas“.

Sin embargo la FIA asegura que la FOTA sabía de antemano que la modificación del reglamento para 2010 estaba sujeta a la aprobación unánime de los cinco equipos que ya se habían inscrito para la próxima temporada: “Sugerir que la FOTA supo de este hecho sólo a través de la reunión de ayer es simplemente falso. Esto es así porque el Código Deportivo Internacional y los nuevos equipos tienen un contrato con la FIA que ni la Asamblea General ni el Consejo Mundial pueden arrogar. Cualquiera que tenga un conocimiento básico del gobierno del deporte del motor sabe esto.