Trulli: “No recuerdo la última vez que se rompió un motor”

Jarno Trulli cree que con la actual tecnológica de la F1, en la que no hay prácticamente fallos mecánicos, se ha perdido parte de la esencia que tenia el deporte.

“La carrera de Valencia tuvo otro ganador además de Sebastian Vettel: la tecnología. Los 24 coches que empezaron la carrera llegaron hasta el final, sin fallos, sin abandonos y sin accidentes… Hace 10 ó 15 años un piloto no sabía cómo iba a acabar una carrera, de hecho no sabía ni si iba a acabarla. Hoy en día la fiabilidad se ha convertido en algo habitual; no recuerdo de la última vez que se rompió un motor en una carrera”.

“Esto implica dos cosas. Por un lado, que se han reducido considerablemente las posibilidades de los equipos modestos de entrar en los puntos y, por otro lado, que la F1 ha perdido parte de su imagen. No es coincidencia que Valencia fuera la carrera más aburrida del año”.

Aun así hay que decir que, aunque ya no hayan casi fallos mecánicos en los monoplazas de F1, los circuitos que tenemos en España necesitan una remodelación urgente y severa de los trazados, ya que las carreras suelen ser aburridas y monótonas.