La F1 quiere borrar su huella de carbono en 2030

La Fórmula 1 ha anunciado que se compromete a borrar su huella de carbono en el mundo a partir del año 2030.

La idea es hacer el deporte del motor más sostenible y no con motores eléctricos, sino con una versión evolucionada de los híbridos actuales. Entre otros motivos porque la Fórmula E tiene la exclusividad para ser la única categoría totalmente eléctrica que gestione la FIA hasta 2039.

Este proyecto se ha preparado durante los últimos doce meses entre la FIA, los equipos de Fórmula 1, promotores, socios y expertos en sostenibilidad. El resultado anunciado es lograr una unidad de potencia híbrida con cero emisiones de carbono.

Además de la pista también se quiere reducir el impacto del apartado logístico con viajes eficientes, y con oficinas, instalaciones y fábricas que operen exclusivamente con energía renovable.

Ya para 2025, los circuitos deberán eliminarán los plásticos de usar y tirar e impulsar el uso de transportes ecológicos para que los aficionados puedan acceder a los GPs.

Chase Carey, presidente y CEO de la F1 ha comentado: “A lo largo de sus 70 años de historia, la F1 ha sido pionera en numerosas tecnologías e innovaciones que han contribuido positivamente a la sociedad y ayudaron a combatir las emisiones de carbono. Desde la aerodinámica innovadora hasta los diseños de frenos, el progreso liderado por los equipos de F1 ha beneficiado a cientos de millones de coches de carretera”.

“Pocas personas saben que la unidad de potencia híbrida de la F1 actual es la más eficiente del mundo, ya que ofrece más potencia con menos combustible y, por lo tanto CO2, que cualquier otro coche. Creemos que la F1 puede seguir siendo un líder para la industria automotriz, trabajando con el sector para ofrecer el primer motor de combustión interna híbrido que reduzca enormemente las emisiones de carbono”.

“Al lanzar la primera estrategia de sustentabilidad de la F1, reconocemos el papel fundamental que todas las organizaciones deben desempeñar para abordar este problema global. Al aprovechar el inmenso talento, la pasión y el impulso por la innovación de todos los miembros de la comunidad, esperamos tener un impacto positivo significativo en el medioambiente y las comunidades en las que operamos. La puesta en marcha a partir de hoy reducirá nuestra huella de carbono y asegurará que seamos ‘carbono cero’ para 2030”.

Por su parte, Jean Todt, presidente de la FIA ha añadido: “Nuestro compromiso con la protección ambiental es crucial. La FIA da la bienvenida a esta iniciativa de la Fórmula 1. No sólo es muy alentadora para el futuro del automovilismo, sino que también podría tener grandes beneficios para la sociedad en general. Esta estrategia está en línea con las ideas iniciadas hace algunos años por la FIA con la creación del Programa de Acreditación Ambiental, más recientemente con la Comisión de Medioambiente y Sostenibilidad de la FIA, e investigaciones sobre combustible renovable para carreras”.

“Además, en 2014 presentamos la unidad de potencia híbrida en la Fórmula 1, que fue esencial para el desarrollo de la categoría reina de los deportes de motor. Es la misma razón que nos llevó a mantener esta filosofía en el marco de las reglamentaciones de Fórmula 1 aplicables a partir de 2021. Con la participación de los equipos, los pilotos, las numerosas partes interesadas en F1 y, fundamentalmente, los millones de aficionados de todo el mundo, la FIA y la Fórmula 1 están comprometidas a impulsar el desarrollo y asegurar que el automovilismo crezca como laboratorio para innovaciones beneficiosas para el medioambiente”.