Renault: “La unión con Red Bull ya no da más de sí”

redbull_renault_09092011La relación entre Red Bull y Renault está muy cerca de llegar a su fin. Y es que, aunque nada es para siempre, pocos podían imaginar hace apenas 2 temporadas que el dominio de la escudería austriaca junto a la marca del rombo terminaría de esta forma.

Así lo ha dejado caer el director de Renault, Cyril Abiteboul, que da por terminada la unión y ha señalado que si las cosas no han ido mejor con Red Bull en esta etapa del V6 Turbo ha sido por la falta de colaboración de los austríacos.

Expresaron el deseo de estar con nosotros, pero luego no lo han demostrado con sus actos. Una cosa es decir que Red Bull es nuestro equipo, un equipo para Renault, y otra es que eso suceda“.

En un equipo de F1 se tiene un presupuesto. A principios de año, lo primero que se tiene que hacer es decidir qué cantidad se va a invertir en el desarrollo del motor y qué cantidad en el resto, fijándote en las normas, mirando tu propio potencial y las relaciones entre motor, chasis y piloto. Hay que distribuir ese presupuesto en esos tres aspectos. Para mí es pan comido y ese debería ser el camino a seguir“.

“Y claro que puedes tener opiniones distintas sobre si el motor está congelado, pero cuando hay una carrera tecnológica para mejorar la unidad de potencia y el coste de un motor es mayor que el de un alerón tienes que revisar el presupuesto. No estamos donde queremos, pero toda la culpa no es nuestra. Es evidente que la unión con Red Bull ha sido de utilidad para ambas partes, pero ya no funciona, ya no da más de sí“.

La evolución de los motores ha cambiado mucho, igual que nuestra relación. Antes el motor estaba congelado, pero ahora es imposible, no puedes tener al proveedor de motores por un lado y el equipo por otro, eso no funciona“.

Si queremos seguir en la F1 debemos cambiar este modelo. Si es posible con Red Bull, fantástico, pero si no, tendremos que encontrar una manera diferente a partir de 2016. Si definitivamente nuestra relación se acaba, será una gran oportunidad perdida. Lo que queremos es conseguir el control de nuestra marca, de nuestra comunicación, para controlar nuestra hoja de ruta técnica y de desarrollo“.