Alonso: “Es imposible no acordarse de Bianchi en Suzuka”

Fernando Alonso ha hablado sobre como van a afrontar el GP de Japón 2017 y ha  reconocido que es imposible no acordarse de Jules Bianchi al llegar al circuito de Suzuka.

“Es imposible no acordarse de Jules Bianchi en Suzuka, fue uno de los días más difíciles de mi carrera. Pasamos toda la noche pendientes de noticias desde el hospital y fue muy duro. Siempre que vengo aquí me acuerdo”.

“Sobre mi futuro? todavía no hay ninguna novedad, ninguno de mis jefes ha venido aquí este fin de semana. Se acerca el momento de anunciar mi decisión final y espero que sea positiva”.

“Japón es siempre un GP especial y más aún siendo piloto de Honda. No paran de darme regalos. Es una carrera importante para nosotros, dadas nuestras conexiones con Japón. Siempre me ha gustado Japón, ahora más desde que soy piloto de Honda, a pesar de que en estos tres años no hemos conseguido los resultados que hubiéramos querido. Pero lo intentaremos hacer lo mejor que podamos, dando el 100%”.

 

“Este fin de semana será la última vez para mi que corra con Honda en Suzuka y es un fin de semana especial, espero también que logremos un resultado bueno. Tenemos además que estar orgullosos de los conseguido hasta ahora. El sábado tendremos la tradicional barbacoa de Honda y seguro que nos vamos a divertir”.

“Creo que los mayores problemas a los que nos enfrentamos en los últimos tres años fueron los test de invierno, porque llegamos a la siguiente temporada y empezamos desde cero. Tuvimos que mejorar mucho las cosas; Australia fue un test, China fue un test, Bahréin fue un test, y tuvimos un paquete aerodinámico, una unidad de potencia, que sabíamos más o menos cómo funcionaba. Eso te coloca en una posición y con la esperanza de que el próximo año empezarás allí, y que la diferencia será cada vez menos. Eso no sucedió”.

“Cada temporada tuvimos que cambiar la filosofía del motor, tuvimos que cambiar la posición de la turbina, cambiamos diferentes cosas que nos retrasaron demasiado en términos de desarrollo”.

“En todos los equipos hay altibajos. Lo bueno es que creo que, junto con la mentalidad japonesa, nadie se rindió, todavía están trabajando. Incluso si te quedas fuera de la Q1, los ingenieros pasan 20 horas frente al ordenador para seguir mejorando. No ha mejorado mucho la situación, pero no porque nos faltase tiempo de trabajo. Perdimos los resultados, no tuvimos los resultados que esperábamos, no cumplimos nuestros objetivos, no dimos los resultados que todos esperaban, y eso es una pena. Estamos tristes por ello”.

“Pero todavía estamos orgullosos del trabajo que el equipo ha realizado frente a todas las dificultades que nos encontramos en los test de invierno, y tratamos de superar todos esos problemas en el menor tiempo posible. Siempre estaré orgulloso de este proyecto, aunque la falta de resultados diga lo contrario, y se recordará como un mal momento; frustrante momento, que era y es ahora”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *